NUESTROS VOLUNTARIOS

ALGUNAS  VIVENCIAS DE NUESTROS VOLUNTARIOS.




1Mi primer voluntariado:

El miércoles 24 de Junio comenzó una de las mejores experiencias de mi vida.

Tomé la decisión de ser voluntaria a principios de este año. Fue complicado conseguir mi visa y me la otorgaron a sólo 2 días de partir a Canadá; pero en cuanto la obtuve llegó a mi mente un mundo de posibilidades.

Fue una experiencia totalmente inolvidable.

SEGUIR LEYENDO
Cuando conocí a mis compañeros de campamento (YoungKi- Corea del Sur, Helene y Rebecca- Francia, Krystina – Rep. Checa, Isaac- España,  Dominique y Francis-  Canadá) fue asombroso.

La verdad, todos estábamos un poco nerviosos porque nuestras lenguas maternas eran diferentes y eso se notaba en nuestro acento al hablar inglés.

Cuando piensas en hablar otro idioma 24/7 parece ser un gran reto pero la verdad te acostumbras muy rápido.

Nuestro trabajo básicamente consistía en limpiar un bosque que hace unos años había sido utilizado como basurero.

Nos dividimos en equipos de 2 o 3 personas para hacer labores en específicas, que iban desde recoger basura, podar árboles o sacar algas de un lago hasta construir una pared.

Además de nuestro equipo de voluntarios, se encontraban varios chicos residentes de Québec que nos apoyaban en la limpieza del lugar. Todos nos convertimos en grandes compañeros a pesar de nuestra diferencia de edades y costumbres.

En nuestro tiempo libre Francis, nuestro líder de campamento, nos guio por Montreal, visitamos el biodome, vimos los fuegos artificiales en LaRonde y por si fuera poco remamos en una canoa!!

El tiempo del campamento paso muy rápido y la fiesta de despedida estuvo llena de sentimientos encontrados; nos abrazamos, lloramos, reímos, gritamos y hasta una pelea de nieve (en pleno verano jajaja).

Todas las personas se portaron asombrosamente bien con nosotros, ayudamos a la mejora del medio ambiente; los residentes de Sainte-Thérèse siempre que nos veían, nos agradecían por nuestra labor; y no sólo eso, mejore impresionantemente mi inglés, les enseñe un poco de español, aprendí frases en francés y lo más importante, hice amigos para toda la vida.

4

Equipo de trabajo

Al realizar un voluntariado te das cuenta que siempre puedes hacer algo por el mundo, y que tu granito de arena realmente refleja un cambio en la sociedad.

Agradezco a todas las personas que hicieron esto posible, a mi familia, a mis nuevos y viejos amigos, pero sobre todo a Chantiers Jeunesse y a  Natate, quiénes me apoyaron en todo; Virginie (Natate) siempre estuvo en contacto conmigo hasta para resolver mis dudas más básicas. Guillaume (CJ) siempre al pendiente de nuestras inquietudes y a Francis, nuestro líder de campamento que además de guiarnos en esta experiencia se convirtió en nuestro amigo.

No importa cuantas palabras utilice para describir mi experiencia, lo mejor de todo es vivirla. Les aseguro que cual sea el destino que elijas, el voluntariado te va a cambiar de por vida.

Itzel Montserrat López López

—————————————————————————————————————————–

Amigos de Natate.

Espero todo les vaya bien.

angelCon ustedes he compartido experiencias muy gratas con las que me siento muy contento. Los proyectos realizados han alimentado la inquietud de la transformación hacia una sociedad más optimista, consciente, y mejor comportada. Quiero decirles que cuentan con mi confianza para las ideas que estas en camino.

Ángel Guadalupe Maldonado Zúñiga

 

 

—————————————————————————————————————————–

20150722_142337

Trabajando sonrisas

Fui voluntaria, en el proyecto Summer Camp 1 2015 de Nataté, en una comunidad cerca de San Cristóbal de las Casas llamada San José Ocotal.

El proyecto consiste en crear un curso de verano para los niños de la comunidad, junto con más voluntarios por su puesto. Donde realizamos actividades de educación ambiental, juegos, dinámicas y ayudamos a reforzar algunos aspectos académicos de cada niño.

El curso de verano duró dos semanas, las cuales fueron suficientes para que siempre me dieran ganas regresar. Me fui muy lejos a enseñarle a los niños lo que se supone que yo sabía de la vida y al final, fui yo la que terminó aprendiendo de lo que realmente se trata vivir. Me fui muy lejos para perderme un rato y olvidarme de todo… y al final terminé por encontrarme con una mejor versión de mi misma.

SEGUIR LEYENDO

Estar ahí fue como una recarga de energía positiva llena de vida y amor. Aprendí tanto de los niños de la comunidad, a quienes ahora llamo “mis niños”; que no me bastarían las palabras para contarlo…

20150723_140518Aprendí que nunca es tarde para hacer algo por los demás. Aprendí que una sonrisa y un abrazo valen más que cualquier lujo. Aprendí a divertirme con cosas tan simples como un globo y a amar incondicionalmente y nunca olvidar.

Aprendí, o más bien dicho: recordé, lo que era el asombrarte por cosas tan simples como la lluvia, un arcoíris o la luna llena. Recordé que dentro de mí, aun está esa niña que disfruta las cosas simples de la vida y la sabe vivir al máximo.

La paz que se vive en San José Ocotal es inefable. Sus montañas y su bosque hacen que respires tranquilidad. Sus noches son tan estrelladas que parecen artificiales. La risa de los niños hace que te sientas vivo de nuevo y los momentos de alegría y de tristeza que se viven ahí, hacen que quieras vivir para siempre ese instante.

Mi vida no sería la misma sin las personas con las que crucé caminos en el voluntariado. Tengo nuevas y grandes amistades que se que perdurarán y permanecerán en mi corazón por siempre.

No suelo ser exagerada ni cursi. Cuando siento algo realmente profundo e intenso, trato de encontrar las palabras precisas para describirlo: ser parte de este proyecto ha sido lo mejor que me ha pasado en la vida, hay una yo antes del voluntariado de Nataté y una después. Jamás había entendido el significado de plenitud hasta que estuve allá. Descubrí el amor desinteresado y una felicidad desbordada.

11781786_10153489537547604_5371261431310805804_nY si, como consecuencia, extraño todo lo que viví allá. Extraño a mis niños, a todos y a cada uno. A la comunidad e indudablemente a mis amigos. Extraño a San Cristóbal de las Casas, extraño a su gente, su cultura y su vibra. Extraño intensamente, incansablemente y fielmente… pero al final, extrañar es el precio de vivir momentos inolvidables.

María José Serrano Carbajal (majo)

 

—————————————————————————————————————————–

Mi experiencia en Kuxul lum

Definitivamente mi voluntariado en Chiapas ha sido de las experiencias más bonitas y enriquecedoras que eh vivido, darme cuenta cuán maravilloso y diverso es mi país, que aún hay mucha gente que necesita de nuestro apoyo y que aún hay niños tan inocentes y buenos con una sincera sonrisa en la cara que se alegran de verte.

-

La familia en Kuxul Lum

SEGUIR LEYENDO

Yo trabajé en el proyecto de Kuxul Lum, durante estas semanas viví y compartí con un equipo que sentía como familia y eso jamás lo olvidaré. Los días eran tan largos y tranquilos que mis únicas preocupaciones era nuestro trabajo en el campo, cuidar de las perritas, ayudar en la cocina, leer un poco y platicar por las tardes, era muy feliz de disfrutar cada día. 

Me doy cuenta de que mi perspectiva sobre mi y sobre muchas cosas cambió a raíz de este viaje, pues ya no veo mi

DCIM105GOPROGOPR6315.

Trabajando en la cocina Kuxul lum

futuro en una oficina o en una caótica ciudad pues disfruté y me enamoré del verde del paisaje en las carreteras, en Kuxul Lum, y si hay alguna causa por la cuál definitivamente me gustaría luchar y trabajar es por ayudar a la gente de mi país, compartirles mi amor por la naturaleza, enseñarles a cuidar la tierra, y mantener siempre un equilibrio y armonía con todos los seres vivos que nos rodean.

Kuxul Lum ha sido una pauta en la búsqueda de mi felicidad, pues llegué con muchas dudas e inseguridades acerca de lo que quería, y quizá aun no sepa completamente en que colaboraré pero jamás olvidaré lo que alguna vez Omar y Sofía nos dijeron: “Esto es un proyecto de por vida…”
Inolvidables fueron mis días en Chiapas, las hermosas personas que conocí y las experiencias que compartí, en fin todo lo que viví.
DCIM105GOPROG0126756.

Increibles amigos

Saludos y un abrazo enorme desde el DF, Cinthia!

—————————————————————————————————————————–

Lo que implica ser voluntario…

a1

Petrona, partera, registrando a una niña de una semana de nacida en el Hospital Básico Comunitario de Chalchihuitán

Dos cosas fundamentales mueven la acción voluntaria: la búsqueda de la aventura y la empecinada creencia en la solidaridad. Quien se haya arrojado a una travesía de tal naturaleza, indudablemente puede reconocerse en algún elemento y, si no, siempre está la posibilidad de inventarlo. Hace algunos meses emprendí un viaje al sureste de México, al estado de Chiapas. ¿El objetivo? Colaborar con parteras tradicionales en el municipio de Chalchihuitán. Es importante resaltar que este voluntario no es doctor, ni enfermero, y que sus conocimientos de primeros auxilios no iban más allá de gritar, “¡Ayuda!”, mientras realiza una danza giratoria sobre su propio eje. De lo que sí estaba cargado su equipaje era de un par de tenis caminantes, unos cuadernos en blanco listos para llenarse de lecciones, una almohada colmada de sueños y la mochila repleta de ganas por ayudar y echarle montón a los problemas.

SEGUIR LEYENDO
a2

Petrona y Manuela, parteras, preparándose para sus presentaciones de teatro guiñol

En Chalchihuitán me cambió el nombre, de Andrés, me convertí en Telex. Mis oídos se tornaron tsotsiles y mi lengua hizo lo imposible para engullir las palabras de este nuevo idioma. Nunca me hubiera imaginado la dicha de aprender una lengua indígena de mi país. Once fueron las mujeres, las parteras con las que viví en la Casa de la Mujer Indígena de Chalchihuitán. Ellas son pioneras, vanguardia de mujeres empoderadas en un mundo en el que las carencias son constantes y los obstáculos que tienen que superar son profusos. Durante el tiempo que estuve con ellas me ayudaron a descubrir que su labor como parteras trasciende en muchos ámbitos. Se convierten en consejeras de las mujeres que acuden a pedir ayuda. O son las maestras que enseñan datos básicos de alimentación y de plantas medicinales. Hasta productoras, escritoras, directoras y actrices de teatro guiñol son, principalmente cuando tienen que dar pláticas de planificación familiar o uso de métodos anticonceptivos en la comunidad. Y por si fuera poco, también fungen como traductoras entre las personas de la comunidad y los servicios públicos de salud del municipio. Estas mujeres están dispuestas a compartir su tiempo y sus conocimientos. En suma, comparten lo que son.

a3

La fiesta del pueblo. El ritual de las flores sirve para agradecerle a su patrón, San Pablo

Si bien, Chiapas sigue siendo una de las entidades federativas con mayores índices de mortalidad materna, la labor de las parteras ha contribuido a que los números decrezcan en alguna medida. Nunca tendré las palabras suficientes para agradecerles el haberse convertido en mis maestras y mentoras, pero también el habernos transformado en cómplices, en puentes que comparten sus formas de ver el mundo y que, indiscutiblemente, debemos cruzar una y otra, y otra vez, con la firme intención de reconciliarnos con nuestra historia y nuestras raíces.

…Andrés E. Pacheco